Arte y cultura holandesa

Palacio Het Loo, Apeldoorn
Palacio Het Loo, Apeldoorn

La cultura holandesa es viva y variada, hasta los propios holandeses se deleitan con su patrimonio cultural. La expresión del arte florece en todos los rincones del país, pero sin duda, la parte cultural más internacionalmente conocida de Holanda son sus pintores. Esto es debido al gran legado cultural que les dejó el siglo 17, la Edad de Oro holandesa. Algunas de la representaciones mundialmente conocidas que datan de esta época incluyen a artistas de la talla de Rembrandt, Johannes Vermeer o Jan Steen. Más tarde, en los siglos 19 y 20 llegaron artistas como Van Gogh o Pieter Cornelis Mondrian.

Es por todas estas razones, que Holanda es el país con el mayor número de museos del mundo, se calcula que hay casi unos 1000 museos en todo el país. Algunos de estos museos son el Rijksmuseum y el museo Van Gogh en Ámsterdam, el Museo Boijmans Van Beuningen en Rótterdam y el Mauritshuis en La Haya. A parte de sus museos, también ofrece gran variedad de música clásica e innovadora; así como teatros, o el Palacio de Apeldoorn para aquellos que les guste la arquitectura, la jardinería y la historia.

Además, en Holanda cada año tienen lugar los festivales de cultura más importantes. El Holland Festival, que se celebra en Ámsterdam cada mes de junio, es un distinguido festival internacional de música.

Eventos especiales como la Exhibición Rembrandt o la Exposición de la Edad de Oro atraen a muchos turistas y realza el estatus del país como centro internacional de cultura. Pero la cultura holandesa también es conocida por otras razones. Esta ha dado grandes filósofos, astrónomos, escritores y matemáticos.

Finalmente, hay que mencionar la arquitectura holandesa como un gran valor añadido a la cultura del país. Holanda tiene seis monumentos Patrimonio de la Humanidad.

Otras cosas por las que destacan los holandeses son el queso, ya que se ha convertido en un sello de identidad de la cultura del país. También se pueden encontrar numerosas orquestas en poblaciones y ciudades de todo el país.

Por encima de todo, Holanda es considerado como uno de los países más liberales del mundo. Es por este motivo que la atracción turística es más fuerte ya que en muchas otras culturas, hay ciertas cosas que estan prohibidas o mal vistas y en Holanda pasa totalmente al contrario, desde un cierto control, Holanda disfruta de permisos como el consumo de Hierbas en Cafés y Pubs, la aplicación de la eutanasia y locales para prostitutas como es el caso del barrio rojo de Ámsterdam.

Sumergirse y descubrir la cultura y el arte holandés, es una actividad muy recomendada para todos los visitantes del país ya que gracias a ello, se puede disfrutar realmente de una experiencia diferente e inolvidable que nos aportará conocimientos y una visión más amplia y general de Holanda y sus raíces.