Gastronomía de Ámsterdam

Comida indonesia (foto de www.studentsineurope.com)

La cocina holandesa es ampliamente conocida por ser algo monótona y aburrida – hasta que llegas a Ámsterdam donde desde el siglo XVII la cultura culinaria de la ciudad ha ofrecido una gran cantidad de sabores exóticos que serían difíciles de encontrar en otro lugar de Europa. Las influencias exóticas de Indonesia y Tailandia son las especialidades de Ámsterdam, pero también puedes encontrar restaurantes donde saborear los gustos del Mediterráneo, China, Italia y de países árabes.

En general en la gastronomía holandesa se usan ingredientes únicos de los Países Bajos. Como alimentos básicos característicos de Holanda podemos encontrar el pan, el queso y las patatas. El queso se vende en los mercados, puede ser semi-duro y duro. Cada área tiene su propio queso, y la variedad de quesos incluye el Gouda, el Leyden y el Edam. En general podríamos decir que el queso se usa como ingrediente principal en muchos platos holandeses

El pan también es otro de los alimentos populares holandeses, se pueden encontrar panes de todo tipo con semillas de calabaza o de girasol. Tienen lo que se llama Pan de Lujo o Pan blanco, que es pan con leche o agua. El Kerststol es el pan tradicional holandés, hecho a base de azúcar, frutas secas, pasas y ralladura de limón; suele servirse en rodajas y untado con mantequilla.

El té y el café son una parte muy importante de la vida cotidiana de los holandeses. Suelen tomar el café o el té acompañado de un trozo de pastel o una galleta, antes de desayunar o después de cenar.

El Boerenkool es uno de los platos más típicos de Holanda. Se trata de una comida popular en invierno hecha a base de col, puré de papas y rookworst (salchicha ahumada).

Queso holandés (foto de www.viajesdeeuropa.com)

Los principales alimentos que se consumen en Holanda son el pan (brood), el queso (kaas), las patatas (aardappelen), el pescado (vis) y verduras como los guisantes.

Todos estos ingredientes se suelen comer durante la temporada de invierno cuando se cocinan platos más tradicionales como la famosa sopa de guisantes que también lleva panceta, patatas, puerros, salchichas y apio. Las patatas también las usan para hacer diferentes tipos de puré que muchas veces van acompañados de otras verduras.

Algunos pescados que suelen comer, sobretodo en la zona del mar del norte son a parte del arenque, la anguila o gerookte paling; las ostras que provienen de la zona de Zeeland; las gambas peladas acompañadas de varios tipos de salsa y los deliciosos mejillones fritos.

Como hemos mencionado antes, otro de los ingredientes principales dentro de la dieta holandesa es el queso. Los tipos de queso más consumidos son el Edam (típico queso de bola), el Gouda y el Leiden. No son quesos fuertes, se caracterizan por su textura ligera y su sabor suave.

Hay por lo menos unos 200 tipos diferentes de pan en Holanda. Pero básicamente hay dos tipos de pan, los que están hechos con mantequilla (estilo francés) o el pan de leche, que dura más y está más crujiente.

Los dos tipos de pan más consumidos son el pan integral o el pan de cereales, como el bruin-marrón o el volkeren que lleva 4 o 5 cereales diferentes. Normalmente el pan se vende muy temprano por la mañana o a primera hora de la tarde.

En cuanto a la bebida, la más consumida es la cerveza, sobretodo las mundialmente conocidas Heineken y Amstel. También consumen otro tipo de bebidas como la ginebra, que la toman en pequeños vasitos como acompañamiento de la cerveza.

Comida orgánica

Encontrar comida orgánica (“biologish”) en Ámsterdam y Holanda es bastante sencillo.

El mercado holandés de alimentos orgánicos está preparado para el crecimiento y que los consumidores están cada vez más concienciados por el cuidado del medio ambiente y los beneficios que los alimentos orgánicos aportan para la salud. Por eso el gobierno holandés apoya activamente a esta industria con el objetivo de ganar cuota de mercado y a su vez estimular la producción, distribución y venta de los productos orgánicos.

En Ámsterdam se pueden encontrar varias de estas tiendas orgánicas, así como algunos mercados donde los propios agricultores venden sus productos. Los principales supermercados como Albert Heijn también tienen gran cantidad de estos productos.

En las tiendas de alimentos naturales se pueden encontrar una amplia gama de productos alimenticios orgánicos – desde frutas y hortalizas, pescado, carne y productos lácteos, café y té de comercio justo, panes, pastas y cereales, productos dulces, bebidas (incluidos los vinos orgánicos y cervezas) – de hecho cualquier cosa que necesites para una comida completa!

Los dos museos que podemos encontrar en Ámsterdam relacionados con la gastronomía son:

Geels & Co. ( Koffie and Tea Museum)

A parte de museo, es una cafetería y una tienda de importación de té que se encuentra en le Barrio Rojo desde hace más de 100 años. Tiene una maravillosa colección de molinillos de café, hornillos para quemar el grano de café, cajitas de té y todo tipo de parafernalia relacionada con el té y el café.

Este museo se encuentra en la calle Warmoesstraat 67 y está abierto los sábados al mediodía. Si se quiere visitar individualmente el museo es gratuito, si por el contrario es un grupo hay que pagar una pequeña cantidad.

Heineken Experience

Ninguna visita a Ámsterdam está completa hasta que no has visitado la fábrica de la mejor cerveza del mundo. Allí podrá encontrar todo aquello que quieras saber sobre la historia de la elaboración de la cerveza y también podrás hacer un tour para ver como es el proceso des del principio hasta el final. El museo se encuentra en la calle Stadhouderskade 78.